7 Consejos para Eliminar Almorranas

A continuación, exponemos una serie de consejos para aquellas personas que padecen almorranas con el objetivo de mejorar su calidad de vida y retrasar, o incluso evitar, un posible empeoramiento de sus síntomas...


1. Acudir al médico

Normalmente, la gente que padece de enfermedad hemorroidal sólo se decide a buscar ayuda profesional cuando las almorranas han evolucionado hasta los grados III y IV, pero en estos casos el tratamiento suele ser más agresivo y los síntomas que sufren mayores. Por esto, conviene consultar con el médico de cabecera ante la menor sospecha. Desde luego, es necesario romper el tabú existente alrededor de esta enfermedad.


2. No frotar ni rascarse

Pese a que el picor y el escozor son síntomas frecuentes de las almorranas, rascar o frotar la zona afectada puede provocar un empeoramiento de los síntomas.

3. Utilizar ropa interior apropiada

Las prendas muy ajustadas o que impidan la correcta transpiración de la pelvis pueden conllevar un empeoramiento del picor y del escozor y facilitar la formación de infecciones. Lo adecuado, sobre todo en las fases de crisis, es utilizar ropa interior cómoda y de algodón.

4. Mantener un ritmo de actividad/descanso adecuado

Es importante realizar actividades físicas de manera frecuente para prevenir la obesidad y reducir el sedentarismo, pero un exceso de trabajo corporal puede incrementar la presión sobre el abdomen y provocar el efecto contrario al deseado. Lo correcto es buscar el equilibrio entre ambas actitudes, descansando lo necesario para permitir que el cuerpo se recupere.

5. Mantener una higiene adecuada

Es importante realizar una limpieza cuidadosa del ano para disminuir las posibilidades de que aparezcan infecciones, evitando el uso de papel higiénico, que suele ser bastante áspero, y sustituirlo por toallitas sin alcohol.

6. Evitar los esfuerzos excesivos durante la defecación

Para ello, es importante una dieta abundante en fibra y en líquidos. En caso de estreñimiento prolongado es conveniente acudir al médico para que nos ayude a encontrar la solución más apropiada.

7. Uso de cojines para almorranas

Sentarse puede suponer una actividad muy dolorosa para aquellas personas que padecen almorranas. Una buena manera de evitarlo es mediante el uso de unos cojines especiales con un agujero en el centro que eviten que el peso del cuerpo recaiga sobre el ano, disminuyendo así el dolor que esto provoca.

comments powered by Disqus