Los 4 Tipos de Almorranas

Para poder clasificar las almorranas, es necesario comprender primero la anatomía del tubo digestivo.


De manera general, el intestino es un tubo que termina en una porción denominada recto. Ésta, se comunica con el exterior a través del ano. La línea que separa estas estructuras se denomina línea pectínea.


Por otro lado, dentro del tubo digestivo circulan unas venas que se agrupan y forman lo que se denomina plexos venosos. Estas agrupaciones de vasos sanguíneos forman relieves en la mucosa intestinal y dan lugar a las almohadillas que constituyen las llamadas almorranas.


Las almorranas se pueden clasificar según su localización en el tubo digestivo.
 Si se ven afectadas las estructuras situadas sobre la línea pectínea se denominaran almorranas internas, mientras que si lo hacen las que corresponden al plexo venoso externo se llamaran almorranas externas. Pueden ser mixtas si existen al mismo tiempo de ambos tipos.


Además de esta clasificación, se puede realizar otra por grados de las almorranas internas y mixtas...

 

 

Tipo I: Se caracterizan porque no suelen asomar al exterior bajo ninguna circunstancia. El sangrado es uno de sus síntomas habituales.

Tipo II: Se diferencian de las anteriores en que, como resultado del esfuerzo de defecación o cualquier otro que provoque un aumento de la presión del interior del abdomen, pueden asomar al exterior, aunque suelen volver a su sitio por sí mismas. Suelen provocar sangrado, pero además malestar mientras se encuentran fuera de lugar.

Tipo III: Este tipo de almorranas no solo salen al exterior con los esfuerzos, sino que pueden hacerlo de manera espontánea. Ya no vuelven a su posición por ellas mismas, sino que ha de hacerse manualmente. Además de los síntomas mencionados anteriormente, pueden provocar sensación de humedad y picor.

Tipo IV: Son las más graves. Salen al exterior de forma espontánea y además resisten los esfuerzos por reintroducirlas manualmente. Son las que con más frecuencia dan complicaciones.

comments powered by Disqus